CPIU EnCPIU in English

¡Bienvenido a CPIU español! 25 de Junio, 2017

Enterese de esto

Arquidiócesis de Miami enfrenta otra demanda de abuso infantil

| 16 Noviembre, 2012 at 10:24 am

La Archidiócesis de Miami enfrenta otra demanda por abuso infantil que involucra a un acusado de acosador sexual en serie que ya se encuentra en una cárcel del Condado Broward en un caso criminal.

En la demanda, el hermano Neil Doherty es acusado de drogar y molestar sexualmente a Dennis Montero hace casi tres décadas, mientras el sacerdote “lo bendecía” y le dijo al entonces joven de 15 años de edad que “su trabajo era compartir el amor de Dios”.

“Me drogó repetidamente y me violó repetidamente. Este tipo es un monstruo”, dijo el jueves Montero, de 43 años. “Terminé castigándome a mí mismo con drogas y alcohol para hacerle frente al dolor”.

Doherty, de 69 años, ya mencionado en más de dos docenas de demandas de abuso sexual, se encuentra en prisión a la espera de juicio por un cargo de atacar sexualmente a un menor en el Condado Broward.

Montero dijo que se presentó después de ver a Doherty en las noticias en la televisión acusado en un caso por separado de abuso infantil.

“Ni siquiera sabía su apellido, era sólo el Padre Neil para mí. Y entonces lo vi en la televisión y encontré todos los casos”, manifestó Montero. “No creo que tenga algún recurso legal”.

En respuesta a la nueva demanda, la archidiócesis emitió una declaración explicando su política de acusaciones de abuso sexual, un proceso que incluye un informe hecho a la Procuraduría Estatal, una revisión interna por la Junta de Revisión de la Archidiócesis, y cuidado pastoral y consejería que se le ofrece a cualquier supuesta víctima.

“Como siempre, las preocupaciones de la Iglesia Católica son para las víctimas y para un sentido prevaleciente de justicia y curación”, se lee en la declaración. “En los últimos 10 años, la archidiócesis ha estado dando pasos para mantener a los niños seguros por medio del entrenamiento y la revisión de los antecedentes de todos sus empleados, voluntarios, clérigos y maestros.

La demanda esboza un patrón de abuso sexual y acusa a la archidiócesis de encubrir sistemáticamente la historia y las acusaciones contra Doherty, y de no proteger a los niños.

Durante 18 meses comenzando en algún momento en 1984, Doherty supuestamente merodeaba el Parque de Trailers Keystone en Miami, en busca de niños jóvenes.

“Dennis era un joven atribulado que iba al parque de trailers a reunirse con otros niños y fumar mariguana”, de acuerdo con la demanda.

Ellos se reunieron en el parque de trailers donde Doherty supuestamente le dio a Montero un vino que estaba mezclado con drogas. Montero cayó inconsciente y cuando “Dennis despertó, estaba desnudo con el padre Doherty también desnudo durmiendo a su lado”.

Fue el primero de muchos episodios con Montero y Doherty en el parque de trailers que involucraron drogas, alcohol y sexo, de acuerdo con la demanda. El sacerdote también le dio dinero y tomó fotos desnudas de Montero.

Montero dijo que nunca se recuperó, estuvo entrando y saliendo de la cárcel durante 11 años y trabajó en empleos ocasionales. El vive ahora con su novia en Miami-Dade.

La demanda busca compensación de la archidiócesis por más de $5 millones.

Jeff Herman, el abogado de Montero, sostuvo el jueves una conferencia de prensa donde Montero compartió su historia.

Horas antes de la conferencia de prensa vespertina, La Archidiócesis de Miami distribuyó una lista de preguntas que los miembros de los medios de comunicación “deben mantener en mente”.

La lista de preguntas se centra en Herman, un abogado que se especializa en casos de abuso sexual: ¿Es la Archidiócesis de Miami la única organización/persona que el Sr. Jeffrey Herman demanda? ¿Quiénes son las otras personas que el Sr. Herman demanda? ¿Por qué no celebra conferencias de prensa para esas personas que él demanda? ¿Ha hablado el Sr. Herman con el abogado personal del hermano Doherty? ¿Sabe el Sr. Herman dónde se encuentra ahora el Hermano Neil Doherty?

“Las preguntas son simplemente un alimento para el pensamiento. Estamos en desventaja porque no tenemos la demanda frente a nosotros. Nos gustaría sopesarla, por lo que sugerimos las preguntas que pensaría que cualquier periodista haría”, dijo la portavoz Mary Ross Agosta. “No estamos pidiendo a nadie que sea nuestra voz”.

Fuente: El Nuevo Herald

Be Sociable, Share!

Haz un trackback desde tu sitio: http://www.cpiu.es/2012/noticias/arquidiocesis-de-miami-enfrenta-otra-demanda-de-abuso-infantil/trackback/

Comentarios:

Haz login y escribe un comentario.