CPIU EnCPIU in English

¡Bienvenido a CPIU español! 29 de Abril, 2017

Enterese de esto

Mohamed IV en la crisis del abuso sexual infantil y el misterioso pederasta

| 6 Agosto, 2013 at 11:03 am

Con la misma rapidez que dejó atrás Marruecos, tras pasar la frontera de Ceuta, fue detenido Daniel Galván Viña en Murcia al filo de una seria crisis institucional en Rabat.

Enorme conmoción a nivel popular en Marruecos, y en las altas clases y los sectores influyentes, por el escándalo surgido en su día en torno a Daniel Galván Viña -un juicio de fuerte repercusión mediática-, y su ahora sorprendente indulto, rápido abandono de Marruecos, y más rápida detención aún este lunes en Murcia.

Galván Viña dijo, en el juicio por abuso sexual infantil que era un kurdo-iraquí de una familia cristiana de Basora (Irak). Sirvió en las Fuerzas Armadas de Irak para regresar a España en 1976, estar en la sombra hasta 1996, volver a un primer plano en la Universidad de Murcia y luego afincarse en Kenitra (Marruecos). Fue condenado a 30 años, la pena más dura en Marruecos, por abusos de niños y menores entre tres y quince años.

En el juicio, como informó Hechos de Hoy, mostró que no era un catedrático jubilado cualquiera, tampoco un rudo hombre de la milicia de Irak. Habla francés e inglés, y dominaba el árabe clásico y el dialecto de Marruecos, lo que se denomina dariya.

Surgen aquí los primeros enigmas. Para un juicio que tuvo tanta repercusión mediática en Marruecos, y llenó de indignación a la opinión pública, ¿cómo pudo aparecer su nombre en una lista de presos indultados en la Fiesta del Trono en Rabat? Más aún, resulta sorprendente que los consejeros de Mohamed VI pudieran cometer un desliz de tanta gravedad. E incluso resulta todavía más hiriente comprobar la facilidad con que se puede abusar de la buena fe del monarca, o la escasa escrupulosidad de la firma de documentos en el palacio real de Rabat.

El diario digital Lakome alertó de que en la lista de 48 presos indultados por el monarca el último que figuraba era el pederasta Galván Viña. Apuntó la posible conexión del DGED (servicio secreto marroquí) con CNI (Centro Nacional de Inteligencia) ¿Es Galván Viña un espía, doble agente, o incluso triple? ¿Alguien quiso sacarle de las cárceles de Marruecos?

Las protestas en Marruecos, al extenderse estas informaciones por las redes sociales, alarmaron seriamente al monarca. No sólo las protestas en las calles sino la reacción de indignación en altos círculos por corrupción política en el indulto a crímenes que llenaron de horror a una sociedad como la marroquí que condena todas las prácticas de turismo sexual y de conductas aborrecibles.

La puntualización de La Zarzuela

Mohamed VI reaccionó ante su error con dos rectificaciones. En la primera dijo “no haber sido nunca informado de la gravedad de los crímenes abyectos”. Aseguró que no habría firmado el indulto de haber sabido la gravedad de su delito, anunció una investigación y pidió reformar el procedimiento para evitar otro error de esta gravedad. Horas después anulaba el indulto y daba órdenes para comunicar a la Interpol su detención. Esta extraña historia, bajo la sombra del espionaje, acabó con la rapidísima detención de Galván Viña en Murcia. Pero no supone capítulo final porque el origen de esta crisis permanece en incógnitas no aclaradas en la corte real de Marruecos.

En Rabat, Mohamed VI destituyó al director general de Prisiones. El delegado general de Administración Penitenciaria de Marruecos, Hafez Benhachem, se convirtió en primera víctima política. En Madrid, el Palacio de La Zarzuela hizo precisiones en un asunto tan escabrosos políticamente. Se aseguró que Juan Carlos I se interesó verbalmente ante Mohamed VI en Rabat por la situación de los presos españoles encarcelados pero no planteó en ningún momento ni trasladó ni ninguna petición de indulto colectivo. La Zarzuela hizo énfasis en que España no solicitó esta medida de gracia.

Por el momento una crisis tan potencialmente peligrosa no ha sometido a nuevas tensiones a las relaciones hispano-marroquíes. El Rey, en su último viaje, hizo un esfuerzo personal para afianzarlas. En Rabat se halla a prueba ahora la habilidad de Mohamed VI para desactivar totalmente una crisis sorprendente con lagunas de misterio que por ahora permanecen en la sombra. Si no tiene todo el coraje para acometerlo, esta crisis le pasará seria factura, y será dolorosa en desprestigio personal e institucional.

Fuente: Hechos de Hoy

Be Sociable, Share!

Haz un trackback desde tu sitio: http://www.cpiu.es/2013/noticias/mohamed-iv-en-la-crisis-del-abuso-sexual-infantil-y-el-misterioso-pederasta/trackback/

Comentarios:

Haz login y escribe un comentario.