CPIU EnCPIU in English

¡Bienvenido a CPIU español! 26 de Abril, 2017

Enterese de esto

El celibato y el abuso infantil

| 13 Febrero, 2014 at 10:29 am

Una y otra vez, he tenido la desgracia de encontrar personas que me hacen la misma pregunta: “¿Cree usted que el abuso infantil por parte de sacerdotes acabaría sí la Iglesia Católica Romana (ICR) elimina el requisito del celibato?”

Y la respuesta es sencilla: No.

En su fondo, el celibato no tiene absolutamente nada que ver con el abuso infantil. Los sacerdotes que abusan de menores de edad lo hacen porque están gravemente enfermos, no porque no tengan esposa. Éstas personas padecen de parafilias y de otros trastornos de personalidad que les llevan a abusar de quienes no pueden defenderse.

Si se acercan a menores, lo hacen por el deseo que tienen de dominarles, poseerles, o tener poder sobre ellos. Su acercamiento no está motivado por el amor.

Los abusadores no buscan la compañía de alguien que sea su igual; buscan favores sexuales de personas en situaciones de indefensión. Por eso, deben ser juzgados y encarcelados.

Con dolor, puedo decir que la inmensa mayoría de las personas abusadas sexualmente que han buscado nuestro apoyo, consuelo o consejo, han sido abusadas por hombres que estaban casados en el momento de llevar a cabo la fechoría.

Por eso, el problema no es el celibato, sino la cultura de abuso en la cual se crían estos muchachos que llegan a ser sacerdotes. Tenemos que preguntar si se ha forjado una cultura que permite el abuso, o que al menos lo tolera, dentro de la ICR. Esa pregunta fue la que dejó sobre la mesa el Arzobispo de San Juan con sus declaraciones recientes, al reconocer que en Puerto Rico se ha llegado a compensar financieramente a víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes.

Lo que la prensa no comprende es que la ICR se ve a sí misma como un estado, lo que explica por qué los delegados papales tienen inmunidad diplomática. Por eso, la ICR entiende que tiene autoridad para juzgar y, por lo tanto, para disciplinar a sus sacerdotes. Esto explica por qué los obispos han tardado tanto en comprender que tienen que entregar a los abusadores a las autoridades locales. La ICR poco a poco está comprendiendo que fue un error tratar estos casos como problemas internos, ya que son crímenes en contra de toda la sociedad.

El hecho es que todos los líderes religiosos nos acercamos a la gente en sus momentos de dolor más agudo. Ese es el momento donde también son más vulnerables a la explotación. Queda, pues, de nuestra parte el tratarles con honor, sin volverlos a victimizar. Quien le hace daño a una persona necesitada en su momento de mayor angustia se coloca tanto bajo el juicio de las autoridades civiles como del juicio divino.

En resumen, el celibato no tiene relación alguna con el abuso sexual. Mientras que el matrimonio es una expresión de amor entre dos personas que se tratan con respeto, el abuso sexual es una relación de explotación. Yo si creo que la ICR debe eliminar el celibato como requisito ministerial, pero por razones que nada tienen que ver con la oleada de acusaciones y denuncias dentro de la Iglesia. Entre tanto, todos los líderes religiosos —católicos, protestantes o pentecostales— que invocamos el nombre de Jesucristo debemos vivir de acuerdo a los más altos valores morales, los valores del reino de Dios.

¿Qué opina usted? Le invito a compartir su opinión, comentando tanto el contenido de esta columna como los comentarios de otros lectores y de otras lectoras.

El Rev. Dr. Pablo A. Jiménez es el pastor de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en el Barrio Espinosa de Dorado, PR. http://www.drpablojimenez.com

Fuente: El Nuevo Día

Be Sociable, Share!

Haz un trackback desde tu sitio: http://www.cpiu.es/2014/noticias/el-celibato-y-el-abuso-infantil/trackback/

Comentarios:

Haz login y escribe un comentario.