CPIU EnCPIU in English

¡Bienvenido a CPIU español! 29 de Abril, 2017

Enterese de esto

Resultado de encuesta on-line sobre abuso sexual infantil en Chile

| 23 Noviembre, 2015 at 11:13 am

ENCUESTA ONLINE SOBRE ABUSO SEXUAL INFANTIL

El abuso sexual infantil (ASI) es un problema a nivel global, y es un desafío para la salud pública de todos los países, incluido Chile. Existen muchos reportes que indican que el ASI ocurre frecuentemente y que es necesario abordarlo desde todos los ángulos, comenzando por realizar investigación de calidad para estimar el alcance e impacto del ASI, legislación de acuerdo a una visión de los niños como sujetos de derecho, y la inclusión de programas de protección y resignificación que sean costo-efectivos.

Uno de los principales problemas para comprender la extensión del abuso es la dinámica abusiva misma, que provoca silencio, culpa y miedo, haciendo que muchas personas no denuncien. De igual modo, muchas personas no declaran haber sido víctima en las encuestas de salud, motivo por el cual muchas veces el ASI pasa como un problema de baja ocurrencia, a pesar de que se sabe que es más común de lo que aparece oficialmente.

Existen muchas formas de mejorar las metodologías para indagar en abuso sexual. Nuestra visión como Fundación sostiene que somos los responsables de crear un contexto que sea no-enjuiciador, que acepte el dolor de las personas y que permita la expresión de forma libre, y bajo la premisa de que nosotros creemos en el relato de las víctimas.

Así es como en octubre de 2014 Fundación Para la Confianza realizó una encuesta online y anónima a través de internet como preparación para un estudio formal sobre prevalencia de ASI en Chile. Nos interesó poner el tema en la mesa y abrir los canales disponibles para conversar. Más allá de los elementos metodológicos de esta propuesta, la idea fue llegar a la mayor cantidad de personas posible, y sacar una foto del momento actual respecto al ASI, sin especificar grupos de edad o discriminar por otros factores.

Se diseñó una encuesta que contenía una breve definición de ASI, y preguntaba directamente a las personas si habían sido víctimas durante la niñez. Además se hicieron algunas preguntas sobre el contexto en que ocurrió, y que sucedió tras el abuso.

La encuesta fue respondida por 1.087 personas, la mayoría de ellas fueron mujeres.

Mujeres y hombres

Del total de 1.087 personas, 472 (el 43%) declararon haber sido víctima de ASI. Cuando comparamos la proporción entre mujeres y hombres, encontramos que un 48,5% de las mujeres y un 26,7% de los hombres reportó haber sido abusado sexualmente en la niñez.

Hombre mujer hubo no hubo abuso

Si bien, estos datos son preocupantes en sí mismos, y reflejan parte de la realidad chilena, no sirven para concluir, o determinar objetivamente acerca de la prevalencia (ocurrencia) del abuso sexual infantil en Chile. Las limitaciones metodológicas no permiten establecer con claridad si estos resultados son generalizables en nuestro país.

No obstante lo anterior, decidimos abordar con un poco más de detalle algunos aspectos del contexto del abuso en aquellas personas que declararon haber sido abusadas en la niñez. De este modo, las 472 personas que declararon haber sido víctima de ASI profundizaron un poco más al respecto.

Por ejemplo, un elemento que nos llama la atención es la baja frecuencia de denuncia. En nuestra encuesta, tan sólo en un 7,6% de los casos se realizó una denuncia, mientras que en un 90,9% no se realizó denuncia

Se realizó la denuncia? 

Un punto importante respecto a la denuncia es que solo la denuncia en Tribunales, Fiscalía, Ministerio Público, Carabineros y/o PDI es válida y lleva a una investigación y potencial condena. De igual modo, denunciar en estas instituciones permite el despliegue de dispositivos de protección (programas de atención a víctimas, programas de protección a la familia, SENAME). También sabemos que la denuncia en estas Instituciones brinda a las personas una sensación de justicia, incluso en aquellos casos donde no se llega a una condena para el agresor. Es por esto que recomendamos realizar la denuncia ya sea de forma independiente o a través de un abogado o representante legal.

Otro punto que nos llamó la atención es que un 87,5% de las víctimas no pudo hablar del abuso cuando ocurrió, y/o no tuvo a quien contarle. Sabemos que tener apoyo social familiar y de amigos u otros significativos puede contribuir a reducir las consecuencias del abuso sexual. De igual modo, tener la posibilidad de hablar con otra persona respecto puede facilitar la búsqueda de ayuda legal y desplegar los dispositivos proteccionales necesarios para detener el abuso y proteger a las víctimas y otros potenciales.

Le contó a alguien si o no

En la misma línea, al preguntar a las personas sobre el apoyo de la familia tan sólo un 13,1% manifestó haber sentido apoyo familiar, mientras que un 58,3% reportó no haber sentido apoyo. Este punto es crucial dado que los reportes y publicaciones de estudios sobre consecuencias de ASI muestran que el apoyo de la familia es determinante ya que permite la interrupción del abuso, contribuye a disminuir la sensación de culpa, ansiedad y depresión. Las formas de apoyo deben ser claras y consistentes. En este sentido, los padres, o personas significativas deben creer en el niño, dar oportunidades para que se exprese libremente, contenerlo si lo necesita, protegerlo a él por sobre todo, incluso si el abuso ocurre dentro de la familia.

apoyo de la familia

Respecto al punto anterior, es importante destacar el 29% de las personas que manifestó no tener claridad acerca del apoyo familiar. Esta situación es muy común y puede llegar a ser incluso más dañina que el abuso mismo. En ocasiones, se puede generar un estado de confusión en los niños cuando las figuras significativas brindan un apoyo inconsistente, o contradictorio (doble vinculante). Ejemplos de esta situación ocurre cuando un padre o madre protege al niño pero lo cuestiona, o bien cree en su relato, sin embargo no realiza acciones en pro de la protección del niño (como denunciar, expulsar al agresor, etc.). También ocurre que algunos adultos a pesar de creer en el relato de un niño y hacer algunas acciones de protección (como no dejarlo solo junto al agresor), prefieren mantener la “tranquilidad familiar” y no realizan la denuncia. Todas estas posiciones suelen provocar más daño, dado que son contradictorias, y generan estados de confusión en los niños que tienen consecuencias graves a largo plazo.

Algunos factores pueden explicar este apoyo inconsistente, como aprendizajes anteriores, presencia de violencia intrafamiliar, abuso sexual transgeneracional, y falta de redes de apoyo social por mencionar algunos.

Finalmente, se realizó una pregunta con relación al impacto del abuso en la vida de las víctimas. Para ello se les pidió a las personas que reportaron abuso sexual que puntuaron en qué grado el abuso impacto su vida en una escala de 0 a 5, donde “0” significa que no afectó en nada, y “5” que afectó en todo.

Respecto a esto, más de la mitad de las personas (56,3%) declara que el abuso sexual lo afectó de forma importante (21,6% puntuó 4, y 34,7% puntuó 5). También es interesante destacar que un 3% de los encuestados manifestó que el abuso no tuvo impacto en sus vidas.

En qué grado le afectó el abuso

Estos datos son importantes dado que refleja en que muchos casos el abuso sexual tiene un impacto profundo en la vida de las personas. Los estudios muestran que el impacto puede reflejarse en muchos ámbitos, como la vida afectiva, sexual, social, incluso laboral y económica. Sin embargo, hay un porcentaje de personas para quienes el abuso, si bien fue una situación dolorosa, no tuvo un impacto duradero o permanente en la vida. Muchos estudios muestran que el apoyo familiar y social puede influir en que el abuso sexual no tenga consecuencias negativas en la vida posterior de las víctimas, pudiendo incluso, transformarse de un evento biográfico, a una fuente de sentido y resiliencia.

Reflexión Final.

La encuesta online fue un primer acercamiento para comprender el estado actual del abuso sexual en nuestro país. Los datos obtenidos dieron cuenta de la alta ocurrencia de ASI, sin embargo, la metodología de la encuesta no permite asumir que estos resultados son generalizables.

Actualmente Fundación Para la Confianza está diseñando un estudio de prevalencia a nivel nacional para actualizar los datos relacionados a abuso sexual infantil. Este estudio se realizará con la colaboración de SENAME y Registro Civil. Se espera que esta información sirva para cuantificar y comprender el alcance del ASI en nuestro país, para poder destinar recursos que permitan mejorar los programas de protección existentes e incluir nuevas modalidades de abordaje en todos los niveles de atención.

A pesar de las limitaciones metodológicas, la encuesta permitió reunir información de muchas personas que fueron víctima. En relación a esto, podemos concluir que:

  • El silencio y el secreto mantienen la relación abusiva. Esta situación provoca dolor en las víctimas y una sensación de aislamiento y soledad que tiene graves consecuencias en la vida de las personas. Es muy importante crear ambientes o contextos de confianza que permita a quien se encuentre viviendo abuso sexual o de otro tipo hablar libremente y buscar ayuda. La responsabilidad de construir ese tipo de contextos es de todas las personas.
  • Las personas que declararon ser víctima de ASI en su mayoría no tuvieron apoyo familiar, o este fue inconsistente. La importancia del apoyo familiar o social extenso es central. Los estudios internacionales muestran que el apoyo percibido por la víctima de abuso puede aminorar, e incluso evitar las consecuencias negativas del abuso en la vida las personas, pudiendo incluso, convertirse en una fuente de sentido y resiliencia.
  • La experiencia de haber sido víctima de abuso sexual infantil no deja indiferente a las personas. En nuestra encuesta, más de la mitad de las personas que reportaron abuso mencionaron que esto le había afectado mucho en sus vidas. Es importante notar que las consecuencias no solo se pueden reflejar en lo afectivo o lo sexual, sino que incluso pueden extenderse hacia lo laboral o lo económico. De igual modo, también es necesario mencionar que no todas las personas que son víctima de abuso sexual infantil desarrollan consecuencias a mediano y largo plazo. Como mencionamos anteriormente el rol del apoyo familiar y social extenso puede contribuir a aminorar el impacto del abuso en la vida de las personas.

Fuente: paralaconfianza.org

Be Sociable, Share!

Haz un trackback desde tu sitio: http://www.cpiu.es/2015/noticias/resultado-de-encuesta-on-line-sobre-abuso-sexual-infantil-en-chile/trackback/

Comentarios:

Haz login y escribe un comentario.