CPIU EnCPIU in English

¡Bienvenido a CPIU español! 29 de Mayo, 2017

Terminología apropiada

La mayoría de las agencias del orden público que trabajan con material de abuso sexual infantil cree que es tiempo de dejar de usar el término “pornografía infantil” para describir imágenes de abuso sexual de menores.

Abuso infantil no es pornografía

Una imagen sexual de un niño es “abuso” o “explotación” y nunca debería ser descrita como “pornografía”.

La pornografía es un término que se utiliza para adultos que participan en actos sexuales de mutuo acuerdo, distribuido (en su mayoría) legalmente al público general para su placer sexual. Las imágenes de abuso infantil no, ellas involucran niños que no consentirían este hecho y que son víctimas de un crimen.

Las imágenes de abuso infantil son evidencia documentada de un crimen en progreso – un niño siendo abusado sexualmente.

Crimen serio, definición seria

A las personas que les estimulan sexualmente estas imágenes de abuso infantil no les importa si el niño está siendo abusado, o puede que ni siquiera crea que es el caso. Al referirse a estas imágenes como “porno infantil” o “pornografía de menores”, o términos similares, les permite pensar que esta práctica es, de alguna manera, aceptable y legítima, como cualquier otro tipo de pornografía.

Los adultos que ven estas imágenes también poseen e intercambian este material para llenar su deseo sexual hacia menores, y esto puede traer como consecuencia que abusen de un niño con el que tengan contacto.

Los términos “porno infantil” y “pornografía de menores” son usados por criminales y no debe ser un lenguaje legítimo entre los cuerpos de seguridad, agentes judiciales, el público o los medios de comunicación.

Las leyes en algunos países, o incluso los departamentos que tratan con abuso sexual infantil en la policía, usan términos como “pornografía infantil”, haciendo que sea muy difícil que se evite el término.

Tales nombres y definiciones reflejan una era en la que no hemos entendido por completo el impacto del abuso sexual, y está cambiando lentamente a medida que las leyes son revisadas y a las víctimas les dan mejor protección y derechos. La comunidad de los cuerpos de seguridad deberían contribuir a este cambio siendo precisos en su terminología.

Los niños que han sido fotografiados y abusados sexualmente merecen ser protegidos y respetados, y no debe trivializarse la seriedad de su abuso con el término “porno”.

Terminología recomendada

Las definiciones precisas son esenciales. Definiciones más acertadas de este tipo de material son:

  • “Abuso sexual infantil documentado”;
  • “Material de abuso sexual infantil”;
  • “Material de explotación sexual infantil”;
  • “Abuso sexual infantil representado”;
  • “Imágenes de abuso infantil”;
  • y las abreviaciones “CAM”, “CEM” y “CAI”, por sus términos en inglés.

Fuente: Interpol

Be Sociable, Share!